CCOO, CSIF, STAJ, UGT, CIG y ELA reprueban la actuación del CGPJ y de su presidente en esta crisis sanitaria

    Las seis organizaciones sindicales con representación en la mesa de negociación del Ministerio de Justicia han emitido un comunicado conjunto.

    03/04/2020.
    Sede del CGPJ en Madrid

    Sede del CGPJ en Madrid

    Desde el principio de la crisis, el CGPJ se ha atribuido unas competencias que no le corresponden en materia de medios personales y de prevención de riesgos laborales y ha intentado imponer su criterio de manera despótica, comportándose de forma desleal con el resto de administraciones y sin contar con la representación legal de la mayoría del personal de la Administración de Justicia.

    Para las seis organizaciones sindicales, los comités de seguimiento COVID 19, creados en el seno de los TSJ por acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo, carecen de competencias para adoptar acuerdo alguno en las materias anteriormente mencionadas. En consecuencia, sus acuerdos son nulos y carecen de validez alguna para ser impuestos en ningún órgano de la Administración de Justicia.

    Denunciamos la táctica de sabotaje empleada por la Comisión Permanente del Consejo para impedir el cumplimiento de todas y cada una de las resoluciones del Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas con competencias en materia de medios materiales y personales de la Administración de Justicia. Sin ofrecer ningún dato sobre cargas de trabajo, el Consejo emite juicios de valor sobre la idoneidad de las dotaciones establecidas por las administraciones competentes en materia de medios personales en la Administración de Justicia.

    Denunciamos que la injerencia del Consejo General del Poder Judicial está poniendo en riesgo la salud de los miles de funcionarios/as de Justicia y de la ciudadanía en general, pretendiendo obligar a desplazamientos y presencias innecesarias, mientras recomienda a los jueces y magistrados que trabajen desde casa gracias a los equipos informáticos prestados por la Administración y de los que no dispone el resto del personal de Justicia.

    Recordamos que el CGPJ aún no se ha disculpado ante los 55.000 empleados/as públicos de Justicia por las descalificaciones vertidas en su comunicado del pasado 19 de marzo en el que se les acusaba de falta de profesionalidad.

    Lamentamos que un órgano constitucional del Estado no se haya dado cuenta del alcance y la gravedad de la emergencia que estamos viviendo y no esté sabiendo ejercer sus competencias en esta crisis sanitaria, en coordinación real y leal con el resto las administraciones prestacionales, la Fiscalía y los representantes de los empleados/as públicos/as, teniendo en cuenta la concurrencia de competencias que se dan en la gestión de la Administración de Justicia.

    Alentamos al Ministerio de Justicia y a las comunidades autónomas con competencias transferidas en materia de Justicia para que continúen poniendo freno a esta irresponsabilidad del CGPJ.

    Recordamos a los miembros del CGPJ que la Administración de Justicia no son solo ellos, ni siquiera lo son solo los jueces y magistrados. La Administración de Justicia son, también, los 55.000 empleados/as públicos/as que hacen posible que todos los días se abran las sedes judiciales y que, presencialmente o en disponibilidad, garantizan el funcionamiento de la Administración de Justicia en medio de esta crisis atendiendo los servicios esenciales.

    Unos empleados/as públicos/as que, incluso ahora, tienen el derecho a que se proteja su salud y a que el protagonismo desmedido de integrantes del Consejo General del Poder Judicial, con su presidente Carlos Lesmes a la cabeza, no la ponga en riesgo caprichosamente junto con la de sus familiares y, en general, la salud de la sociedad en su conjunto que tan valientemente está luchando contra la amenaza invisible de un virus mortal.

    Para finalizar, las seis organizaciones sindicales queremos hacer un reconocimiento a todas las empleadas y empleados públicos y a los trabajadores y trabajadoras en general que, durante estos días, están prestando los servicios esenciales para que la sociedad siga funcionando. Y, no por repetido hay que darlo por hecho, nuestro agradecimiento a los miles de empleadas y empleados públicos y trabajadoras y trabajadores del sistema sanitario con independencia del cuerpo o grupo profesional al que pertenezcan, que están dando la cara en primera línea contra el virus.

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.